Autenticidad – el privilegio de ser uno mismo

En la vida inevitablemente tenemos a veces que adecuarnos a ideas preconcebidas de cómo deben ser las cosas. Lo vemos casi a diario en organizaciones, culturas, familias. Ideas sobre lo correcto y no tan correcto, ideas sobre como ser y comportarse. Ideas que se vuelven límites que fácilmente aceptamos y es entonces cuando no te atreves a exigir tus derechos. No expresas tu opinión porque disfrazada es mejor aceptada (eres tu quien se disfraza). Dices y haces lo políticamente correcto y la vida se empieza a complicar. Nos traicionamos a nosotros mismos y vamos perdiendo partes de lo que de verdad somos, nuestra autenticidad

Y es que es bien difícil ser quien uno no es y tanto más fácil y satisfactorio ser uno mismo. Bien lo dijo Nietzsche: “Ningún precio es demasiado alto por el privilegio de ser uno mismo”

¿Qué es expresar nuestra autenticidad?

Expresar nuestra autenticidad se forja desde las pequeñas cosas como bailar cuando queremos aunque nadie baile. Como contar el chiste así nadie se ría, dar nuestra opinión aunque no sea popular, mostrar que algo nos dolió, ponerte esa camisa rara que a ti te gusta pero que nadie aprueba. Esto nos va a ayudar a expresar tu autenticidad en las grandes cosas como en nuestras relaciones, en nuestro actuar y pensar y darnos el permiso de ser felices, muy felices y de celebrarlo, celebrar lo que queramos y a nuestra manera!

Ser uno mismo es clave en nuestra vida y en nuestras relaciones personales, responsables en gran medida de nuestro éxito y felicidad. Si lo piensas, en las relaciones donde hemos mostrado lo que somos, son precisamente las relaciones más importantes de nuestras vidas i.e.: padres, pareja, hermanos, hijos, amigos de verdad

A veces la autenticidad o ser uno mismo no gusta, bueno que no guste!. Si para que alguien te acepte no puedes ser lo que de verdad eres, esa es entonces una relación acartonada para un propósito específico y con poco futuro. Ahora, inclusive en este tipo de relaciones más formales a la gente auténtica siempre le va mejor. Relaciones serias y distantes se convierten en grandes amistades porque la gente auténtica aprecia la autenticidad

¿Cómo expresar nuestra autenticidad?

Para que tu autenticidad  permitas a los demás hacer lo mismo, considera:

1. No catalogarte con denominaciones como: abogado, rebelde, desempleado, ama de casa, estudiante, gerente, enfermo, adulto mayor. Cuando piensas que por tener cierta profesión o cierta edad debes ser, vestirte, hablar y comportarte como tal entonces te vuelves la creación de alguien más. Te vuelves la idea ejecutada de otros, no la tuya propia. Tampoco catalogues a los demás

2. Apagar el modo de escape o pelea (flight or fight) cuando alguien con su autenticidad te confronte. Escucha sus razones que a lo mejor aprendes algo nuevo. Si otra persona no esta de acuerdo contigo o ve la vida de manera muy diferente bueno será que ve algo que tal vez tu no ves, tiene derecho a no estar de acuerdo y a expresarlo, eso no lo hace menos capaz, sencillamente lo hace diferente!

Bienvenidas las personas que son lo que son y de manera descarada, esas que se muestran tal cual, que nos enfrentan, nos dicen lo que ven y lo que sienten sin miedo ni distancias. Si las dejas, esas personas se te meten al alma, te mueven entrañas y te cambian la vida.

 

Leer más artículos http://www.omtheway.net/

Follow us on our social networks

Facebook : https://goo.gl/107Tia

Twitter: https://goo.gl/ZD8lPk

Instagram: https://goo.gl/7mHe6u

Suscríbete
We respect your privacy.