El arte de bendecir a los demás desde el corazón

El arte de bendecir es una de las prácticas espirituales mas antiguas de nuestro género. Más conocida y usada en ceremonias religiosas como parte del ritual. Tal vez por esto pensamos que para bendecir se requiere cierto nivel de espiritualidad como mínimo. Sino mejor vamos a la segura invocando a Dios con un: “Que Dios te bendiga”

El arte de bendecir no es solo para seres elevados

Resulta que nosotros también somos aptos para derramar bendiciones sobre los demás. De hecho ya existen y practicamos muchas formas “laicalizadas” de bendición como cuando llevamos regalos a una casa nueva para desearle lo mejor a los nuevos habitantes, o cuando se rompe una botella para bendecir una embarcación o el arroz que lanzamos sobre los novios. Todas son todas formas que toma el arte de bendecir

¿Qué es bendecir?

La bendición por medio de las palabras o pensamientos no es otra cosa que energía vital. Entendiendo por bendición querer todo el bien posible para una persona, quererlo desde el corazón. De ahí viene el poder de la bendición, de ser una fuerza atada al corazón

Hace unos meses comencé a practicar el arte de bendecir, bendiciendo a la gente que se me cruzaba, lo hice porque leí las experiencias de alguien dedicado a este arte y me convenció. Lo que más me gustó es la red que envuelve a una sencilla bendición. Si por ejemplo en la mañana decides bendecir tu desayuno, puedes también bendecir las manos de quien lo preparó, puedes seguir con los alimentos bendiciendo a la madre tierra por proveernos, al agricultor que sembró tu café, al panadero que hizo tu pan y a quienes prepararon tus lácteos. La cadena de bendiciones es infinita

El gran regalo es para ti

Yo llevo practicando un par de meses y no domino este arte aún, me falta mucho. Hay días en que lo olvido y cuando lo recuerdo vuelvo a comenzar. El autor que me convenció cuenta que después de 4 meses de bendiciones, en la calle, en el tráfico, en la oficina del banco y en cualquier sitio empezó a sentir un gozo extremo al poder bendecir a cada ser en su camino. El arte de bendecir se convirtió en uno de los mayores placeres de su vida. El nunca ha recibido las gracias de las personas a quienes ha bendecido. Son otras personas quienes han aparecido en su vida con muchas bendiciones

Uno de los grandes regalos que recibes cuando aprendes a bendecir es que se elimina de tu vida el habito de juzgar. No puedes hacer ambas cosas al mismo tiempo. Es imposible bendecir y juzgar a la vez. Muchas de las sabidurías mencionan que no puedes crecer espiritualmente mientras este cegado por el torpe habito de juzgar. Si logras deshacerte de este falso amigo eso en sí es un regalo increíble!

La práctica de la bendición es una forma privilegiada de desarrollar una conciencia espiritual. Es una de las formas que toma el amor. Una forma fácil de practicar y a tu alcance

Otros contenidos: http://www.omtheway.net/se-la-persona-perfecta/

Follow us on our social networks

Facebook : https://goo.gl/107Tia

Twitter: https://goo.gl/ZD8lPk

Instagram: https://goo.gl/7mHe6u

 

Suscríbete
We respect your privacy.